Animación televisiva española: un panorama de 2022

El auge de la animación en España promete presentar una de las novelas de referencia en el Foro de Animación de este año.

En una de sus mejores actuaciones en el evento de Toulouse, se presentarán ocho proyectos de televisión de alto perfil de España, solo después de Francia.

Para complementar su distinguida presencia, España se destacará en el Foro, con numerosas actividades de networking para impulsar la industria local, apoyadas por la amplia promoción comercial española de ICEX en colaboración con Diboos, el Consorcio Toon del país y VFX.

En los últimos años, la escena de la animación ha experimentado un crecimiento histórico, convirtiéndose en un segmento importante en el mercado audiovisual nacional en rápido crecimiento.

Según estimaciones del ICEX, el sector de la animación y los efectos sonoros genera el 20% de todos los puestos de trabajo de la industria audiovisual. Su facturación anual, 900 millones de euros (900 millones de dólares), representa el 9% de los ingresos totales.

Este año, la industria de la animación televisiva ha estrenado seis series de televisión y prepara al menos 26 proyectos más en diferentes fases de producción, con la radio pública nacional RTVE y TV3 Cataluña como principales impulsores.

La falta de financiación, especialmente de los operadores de televisión privados, está obligando a los productores independientes a centrarse cada vez más en asociaciones internacionales.

Por necesidad, el sector se ha convertido en una próspera industria moderna con un claro enfoque exportador, con el 70% de sus ingresos anuales provenientes del exterior.

“En el pasado, produjimos series con un presupuesto menor, enfocándonos principalmente en el mercado nacional. El jugador de Cartoon Forum Jose Balbuena “¡Mejores amigos para siempre… varados!”

Mejores amigos para siempre… ¡varados!

Cortesía del foro de dibujos animados

Una tendencia creciente: España, algo paralela a Francia, está construyendo un sector de animación y efectos visuales descentralizado, creando diferentes centros industriales en diferentes regiones del país.

A medida que Madrid se especializa más en películas de animación de alto presupuesto y VFX, Cataluña, con una fuerte apuesta por TV3, es un referente en series de animación. Mientras tanto, Canarias está desarrollando una industria de servicios para los proyectos de Toon International Series.

Una visión internacional más amplia ha surgido hasta la fecha de los largometrajes.

“Las películas de animación demostraron que hay un talento increíble en España”, explica Xosé Zapata, CEO de Sygnatia, quien colabora con Bro Cinema de Portugal en el proyecto de la serie Cartoon Forum “Polka Dot Zebra”.

Sygnatia produjo la película de los premios Salvador Simo Goya, Ansi y EFA “Buñuel en el laberinto de las tortugas”.

Los logros más recientes en la animación española incluyen el corto animado ganador del premio de la Academia “The Windshield Wiper” de Alberto Milgo, el ganador de los premios Annie y BAFTA de Sergio Pablos y el nominado al Oscar “Klaus”, la primera incursión de Netflix en una película animada original. , y Enrique Cine-Lightbox de Telecinco de Gato Ent. “Tad, The Lost Explorer and the Emerald Tablet”, la tercera entrega de la exitosa saga mundial.

“Las series de televisión animadas no tienen versiones de alfombra roja, pero en cierto modo son la base de la industria”, dice Evan Ajingo de Peekaboo.

El aumento de la animación en las series de televisión españolas viene impulsado principalmente por la nueva normativa del estado.

“Hemos podido fortalecernos aún más con todos los cambios regulatorios y el apoyo regional”, dice Ajingo.

cebra de lunares

Cortesía del foro de dibujos animados

En 2020, el aumento de los créditos fiscales impulsó la industria audiovisual de España con una deducción fiscal competitiva del 30 % al 25 %, hasta un máximo de 10 millones de dólares. Las Islas Canarias ofrecen, entre otras ventajas financieras, un incentivo delicioso del 50% al 45% con un máximo de $18 millones.

Otras regiones, como Bizkaia en el País Vasco, también están intensificando su apoyo, que parece estar otorgando un crédito fiscal de hasta el 70%, sin límite alguno a partir de enero.

“Las ventajas son una ayuda indiscutible y un empuje brutal”, añade Raul Carbo, fundador de In Efecto Atlantis, con sede en Tenerife.

Regiones como Cataluña, Valencia, Navarra, Galicia y Madrid también apuestan por apoyar el desarrollo y producción de proyectos de animación o generar iniciativas de financiación específicas, con ayudas modestas pero vitales a proyectos locales.

Además, en marzo de 2021, el gobierno español lanzó el plan AVS Hub España, para inyectar 1.600 millones de dólares en los sectores del cine y la televisión del país, incluidos la animación y los efectos visuales, “un salto sin precedentes en términos de promoción y apoyo a nuestra industria audiovisual y atraer nueva inversión y producción para España”, según María Peña, consejera delegada de ICEX.

España ha conseguido posicionarse entre los países líderes en el desarrollo del sector de la animación y los efectos visuales, atrayendo el interés de actores internacionales por invertir en talento y recursos. Cabe destacar que Skydance Animation ha aterrizado en Madrid, mientras que la compañía francesa Fortiche e In Efecto han iniciado operaciones en Canarias.

La llegada de empresas extranjeras fuertes está creando una masa crítica de talento que les permite producir animación de calidad cada vez mayor y traer un mayor enfoque internacional al país.

In Efecto llegó a Tenerife procedente de Francia en 2019 para hacerse cargo de la producción de la serie de televisión de Disney, que atrajo alicientes, “pero también para aprovechar la ola de buena energía de la animación española”, apunta Carbo.

Señala que “España tiene una chispa creativa en el campo de la animación”.

In Efecto presenta el proyecto de serie de televisión de Cartoon Forum ‘Bertie’s Brainwaves’, una coproducción con Flickerpix en el Reino Unido.

El sector de la animación y los efectos visuales también está creciendo en términos de regulación. “Los innumerables éxitos y la creación de asociaciones coordinadoras entre empresas como Diboos o Pixel Cluster en Madrid, también fortalecen aún más nuestra industria primaria”, apunta Zapata.

“El mundo ha reconocido que la animación española lo está haciendo muy bien. Queda el desafío de poder desarrollar un enfoque de industria con nuestras direcciones IP”, dice Niko Matje, presidente de Diboos.



Leave a Reply

Your email address will not be published.