El horror finlandés The Knocking se vende ampliamente a LevelK

LevelK continúa aterrorizando a los distribuidores internacionales con la película de terror finlandesa The Knocking dirigida por Max Seeck y Joonas Pajunen.

La película ya se ha vendido a más de 70 países, diverso Aprendí, con la compañía cerrando más acuerdos en Alemania, Austria, Suiza (Alamode Film), Latinoamérica (Gussi), CIS (Capella Film), Francia (KMBO), Indonesia (PT. Falcon) y Taiwán (AV-Jet Medios Internacionales).

“Hemos analizado muchos proyectos nórdicos, especialmente finlandeses. Ciertamente estamos viendo un cambio no solo en el surgimiento de proyectos más cualitativos, sino también en temas y creatividad”, dice el CEO Tyne Klint.

“The Knocking” cumple esos requisitos al brindar horror nórdico con una historia original, contada a través de modelos de género clásicos, que es exactamente lo que los compradores están buscando en este momento. ”

La película está producida por Markus Celin y Yuka Healy para Solar Films, con sede en Helsinki, y también está detrás de “The Grump: In Search of an Escort” de Mika Kurismäki, que obtuvo el mayor estreno de 2022 para una película finlandesa. Además del documento nominado al Emmy “End of the Line: The Standing Women of Rock” de Shannon Kring.

Los directores de “The Knocking” Max Seeck y Joonas Pajunen

Cortesía de Matti Eerikainen

En The Knocking, tres hermanos regresan a la casa de su infancia, donde supuestamente asesinaron a sus padres. Quieren venderlo, y el bosque que lo rodea, pero pronto reaparecen las viejas conmociones. Se espera que se estrene a nivel nacional en febrero de 2023 y esté protagonizada por Pekka Strang, Saana Koivisto e Inka Kallén, y será distribuida en los países nórdicos por Nordisk Film.

“La idea de la película se nos ocurrió mientras caminábamos por el bosque, escuchando sus sonidos”, dice Max Seck, quien también es un escritor de renombre internacional. Su libro más vendido del New York Times “The Witch Hunter” fue seleccionado por Stampede Ventures.

En este momento, las personas están tomando malas decisiones en todo el mundo y no hay vuelta atrás. Creo que estamos mostrando las consecuencias de eso, y son terribles. Para nosotros como individuos, pero también para toda la humanidad”.

“También nos inspiramos en las viejas historias y leyendas finlandesas. Muchas de ellas tratan sobre espíritus que se esconden en el bosque”, añade Jonas Pajonin.

“Esta historia se puede llamar brutal y cruel, pero cuando las personas deciden destruir la naturaleza, no se hacen preguntas, simplemente lo hacemos. Aquí, nadie hace preguntas tampoco. Es un mensaje que queríamos recibir”.

Los cineastas debutantes, y amigos de la infancia, han estado pensando en pasarse a las películas desde hace un tiempo.

“Hicimos nuestra primera película cuando teníamos 15 años, era una tarea de la escuela. Era una película de la mafia llamada Cosa Nostra”, se ríe Pagonen, con sic en un callejón sin salida: “Título muy original”.

Después de muchos años, la pandemia les dio la oportunidad de reconsiderar el sueño.

Pero luego Max tomó una cerveza con Marcus Celine. O un café, lo que funciona mejor para este artículo. Marcus estaba interesado en hacer una película de terror, así que leyó nuestro guión y preguntó quién la dirigiría. Nos miramos y dijimos: ‘A nosotros.’

“Nuestra experiencia es bastante inusual en esta industria. Simplemente salimos de la nada”, dice Pajunin.

Mientras el terror finlandés continúa generando interés en el extranjero, gracias al descubrimiento por parte de Sundance de “Hatching” o “Lake Bodom” de Don Films, seguida de “The Twin” dirigida por Teresa Palmer, se sorprenden por la repentina aparición del género.

“Nos inspiramos en Jordan Peele, de ‘The Haunting of the Hill House’, que también trata sobre el trauma infantil. Ha estado sucediendo internacionalmente, pero [when we started] Pensamos que estábamos locos haciendo una película de terror en Finlandia”, señala Pagonen.

“Es bueno ser parte de esta ola”.

Pero el dúo trató de asegurarse de que los sobresaltos no eclipsaran la compleja dinámica familiar. Aunque, al más puro estilo finlandés, muchas cosas aún se mantienen en secreto.

“Queríamos que fuera interesante incluso sin los aspectos de terror. Podría tratarse de tres hermanos que lo han pasado mal y solo intentan llevarse bien”, dice Sick, y agrega Pagonin: “La gente nos dirá: ‘Ellos debería hablar más sobre lo que pasó antes'”. No. ¡Se trata de no hablar! En Finlandia, lo llamamos puhumattomuus”.



Leave a Reply

Your email address will not be published.