Gareth Southgate elige al equipo de Inglaterra para restaurar la energía del barco feliz | copa del mundo 2022

aY… obvio. La primera etapa ha sido completada. Con el anuncio de la lista de 26 hombres de Gareth Southgate para la Copa del Mundo en Inglaterra, enviada de manera segura, las primeras señales, hay que decirlo, son muy buenas. Los peligros potenciales parecen haber sido borrados o absorbidos. La situación es tranquila. Cuando se trata de negociar el vacío cargado previo al torneo, la tierra maldita de crujidos cerebrales y torbellinos de ira y esperanza que cuaja, esto es probablemente lo mejor que hay.

Es uno de los muchos roles para cualquier entrenador de la Inglaterra moderna manejar también la furia esperada de estos eventos, entrar como un oficial de apoyo de la comunidad asediada que observa algún escándalo en el centro de la ciudad el viernes por la noche, un lugar en el que vivimos en cualquier momento. tiempo con un solo trozo de “situación”, un montón.

La tarea de Southgate con su elección de Qatar es, por supuesto, elegir su grupo más equilibrado. El plantel ampliado de 26 jugadores, además de un impulso beneficioso por la forma y las lesiones, prácticamente ha hecho el trabajo en ese sentido. Estos son sus mejores jugadores. Todos los favoritos populares incluidos, la ausencia de Reece James desactivó una posible bomba de Trent. La mala forma de los probados y encontrados dispuestos, en particular Jadon Sancho, significó que James Madison se convirtió en una opción obvia para el relevo, pero también sensata.

Southgate ha tenido algo de suerte con esto. Enfrentar el ruido exterior y regular la atmósfera es una parte cada vez más importante de este proceso. La energía feliz del barco y la reconexión con un apoyo más amplio fueron un peldaño clave en esa sorpresiva carrera hacia las semifinales en 2018.

Él podría hacerlo de nuevo aquí. Esto no quiere decir que Inglaterra tenga un claro equipo campeón. Pero son la mejor banda que Southgate podría haber elegido y, a primera vista, no ofrecen lugar para la fricción o la ira por el talento desperdiciado, y se impone el favoritismo.

Habrá muchas oportunidades desde aquí para proporcionar más comentarios sobre el peligro y, de hecho, se realizará un entrenamiento real en el juego. Pero al seleccionar este grupo con un buen ojo para la composición, acumulando lealtad y también promesa en el caso de Conor Gallagher y otros, Southgate negoció efectivamente la zona cero.

Todavía habrá algunos atrevidos intentos de detectar errores. En las repercusiones inmediatas del anuncio, hubo una carrera misteriosa a través de los engranajes de un vagón donde se encuentra Evan Toni. Una estación de radio deportiva popular, claramente desarmada en su diseño por la inclusión de Madison, cambió hábilmente a la línea que solo incluía Southgate. Para evitar una reacción violenta.. Las posiciones generalmente se asignan al entrenador de Inglaterra y sin vacilaciones. Uno de los carteles anti-Gareth en el sitio web de The Guardian se refirió recientemente a él como un “dinosaurio que despierta” que, como compañero ingenioso, todo para muchos, si se puede decir que ya existe, básicamente lo deja sin lugar a donde ir.

De hecho, solo hay una pregunta que vale la pena hacer sobre este equipo. ¿Son realmente algo bueno en el escenario más amplio? En este punto suena el sonido de las campanas de viento, la pantalla se derrite y se hace necesario volver al pasado reciente, el verdadero punto de partida de este grupo de jugadores ingleses.

Han pasado casi 12 años desde que la Asociación de Fútbol lanzó The Future Game, un proyecto de renovación que ha recibido mucha atención. Mirando a los principales bateadores de la FA en el lanzamiento de este cambio de paradigma, Fabio Capello, Sam Allardyce y Stewart Pierce – el futuro del fútbol, ​​allí – era fácil dejar que todo se desdibujara en cada nuevo amanecer fallido.

Pero es un punto en el tiempo que le habla a este equipo de Southgate. Otra nota importante de esa era fue la declaración de Greg Dyke de que Inglaterra se fijaría el objetivo de ganar la Copa del Mundo de Qatar 2022 con esta cosecha actual de futuros señores del juego, una predicción tomada tan literalmente que la FA instaló un reloj del fin del mundo real en St George’s Park. Cuenta regresiva para ese lejano futuro dorado, o como lo llamamos ahora, el próximo domingo.

Tanto el reloj como este objetivo fueron retirados silenciosamente por el siguiente de Greg en el edificio, Greg Clark. Pero lo que siguió fueron insultos en los comités, informes y sugerencias esperanzadoras, desde cuotas previas al Brexit para jugadores extranjeros hasta guías brillantes y palabras de moda de entrenamiento de arriba a abajo.

Y aquí estamos, en ese umbral prometido. ¿Es el indiscutible Gareth 26 realmente más técnico, más consciente tácticamente, más ibérico y claramente un héroe en espera, como prometió la revisión de Future Game?

La respuesta es probablemente si; Aunque esto tiene algo que ver con elevar los estándares de los entrenadores en la Premier League. Quizás muy bueno pero no el juicio de élite es el más justo. Trece de los 26 jugadores están actualmente en la Champions League. Solo 12 han ganado un título importante. Ninguna de las estrellas del mundo real. Pero siguen siendo la banda más fuerte de Inglaterra desde 2006.

Esto es importante para Southgate. Hasta ahora, el aumento de las fortunas de Inglaterra se remonta a su administración. Sin ningún cambio importante en el personal, Inglaterra no sólo dejó de ser horrible, sino que se volvió tan buena, en términos de heroísmo, como siempre. Esto, sin embargo, es otra cosa. Seis años más tarde, Southgate tiene el mejor equipo del campeonato, aunque con partes clave, el centro de Ken Sterling, que comienza a mostrar algo de desgaste.

Ofrece un interesante conjunto de posibilidades. Una de las pocas selecciones controvertidas, Calvin Phillips, está allí porque Southgate confía en él y porque le habla directamente al débil núcleo defensivo del equipo que ha llevado a la mayoría de las selecciones de campo a este punto. La verdad es que Declan Rice, Phillips y Judd Bellingham son el primer centro del campo verdaderamente convincente de Inglaterra bajo Southgate, una mejora en el área donde se han perdido los juegos de campeonato con un margen impresionante.

Quizás con estos tres Inglaterra podría jugar un cuádruple defensivo y liberar otras partes del equipo.

Habrá permutaciones antes de eso, instando a la precaución. Pero el once inicial para Jordan Pickford en la portería, Kieran Trippier, John Stones, Harry Maguire (que jugará, que también se adapta más a los ritmos del fútbol inglés) y Luke Shaw en defensa; El trío Rice-Phillips-Bellingham, así como el trío Ken Sterling-Foden favorito de Southgate. Esto se ve muy bien.

A pesar de todo el parloteo, hay muy pocas ausencias por lesiones, solo el lateral titular más algo de óxido en Kyle Walker y el fantasma de Kane, antes agotado. La primera etapa ha sido completada. Ahora a ti, Gareth.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *