Italia inicia un gran boom de taquilla

La industria cinematográfica italiana se encuentra en un estado paradójico: la producción está en auge pero la taquilla está fracasando.

Los cinco largometrajes italianos que compiten por el León de Oro de Venecia, además de innumerables repartidos en otras divisiones del Lido, reflejan la vitalidad creativa actual del cine italiano, si nos fijamos en la flor y nata de la cosecha; Sin embargo, la calidad promedio no es excelente.

En el lado positivo, el país está dando un salto cuántico en términos de exposición global de sus películas al igual que el número de directores italianos considerados rentables en Hollywood, como Paolo Sorrentino, Luca Guadagnino y Stefano Sollima (“Sin remordimientos”). , por nombrar algunos, va en aumento.

Al anunciar la programación del festival, el director artístico de Venecia, Alberto Barbera, describió la escena cinematográfica italiana como hecha de “luces y sombras”. Señaló que la producción cinematográfica italiana durante el último año había llegado a casi 250, y los productores “generalmente prefieren la cantidad a la calidad”.

El auge de la producción está siendo impulsado por el generoso crédito fiscal del 40% de Italia y otros incentivos, así como por la creciente demanda de las emisoras y los organismos de radiodifusión. Pero Barbera advirtió que esta burbuja puede estallar pronto.

Por su parte, el número de entradas de teatro celebradas en Italia en 2021 ascendió a casi 25 millones de entradas vendidas, casi una cuarta parte de Francia (que en 2021 alcanzó los 96 millones). Aunque los cines nacionales en 2022 han aumentado un poco, las entradas en Italia en la primera mitad de este año se mantuvieron más del 50% por debajo en comparación con el año anterior a la pandemia de 2019, cuando alcanzó la marca de los 100 millones. Mientras que el mercado teatral en otros países europeos, por el contrario, ahora se está recuperando mucho mejor.

A principios de verano, el presidente de RAI Cinema, Paolo Del Brocco, y el presidente de Medusa, Gianpaolo Letta, que dirigen las unidades cinematográficas gestionadas por separado de las principales cadenas de televisión del país, la editorial RAI y el canal comercial Mediaset, hicieron sonar una alarma conjunta pidiendo al gobierno que duplicara la ventana de 180 días que es el día 90 A actual del país entre la fecha de estreno en cines de una película italiana y el momento en que podría caer localmente en una plataforma de transmisión o emisora. Ambas compañías cuentan con cañones de distribución teatral.

La ventana más amplia, que aún no ha ocurrido, es considerada contraproducente por otros en la industria italiana que, hablando en segundo plano, objetan que una ventana de 180 días simplemente obligará a más títulos locales a superar el juego por completo.

Además de apoyar la producción nacional, los incentivos fiscales italianos están atrayendo más brotes internacionales. Cinecittà Studios en Roma, que está experimentando una renovación radical financiada por el Fondo de Recuperación Post-Pandemia en Europa, ahora está completo y atiende a clientes internacionales. Fremantle, que tiene un paquete en Cinecittà, incorporó recientemente a Angelina Jolie con su quinto trabajo como directora Sin sangre, un drama contra la guerra protagonizado por Salma Hayek y Damien Bachir, basado en una novela del escritor italiano Alessandro Barrico y filmado íntegramente en Italia.

Este verano, Michael Mann estuvo en el centro de Italia filmando su película de gran presupuesto “Ferrari”, en la que Adam Driver interpreta al Impressario Enzo Ferrari en el auto de carreras italiano, mientras que Penélope Cruz interpreta a su esposa, Laura.

Por el contrario, dos entradas italianas en la competencia de Venecia, “Bones and All” de Luca Guadagnino, con Timothée Chalamet, y “Monica” de Andrea Paloro, protagonizada por el actor transgénero Trace Lysette (“Transparent”), fueron filmadas en Ohio.

Barbera, que considera a ambos directores italianos como los “más cosmopolitas”, señala que la próxima película de Guadagnino, el drama romántico “Challengers”, protagonizada por Zendaya y ambientada en un escenario de tenis profesional, es una producción totalmente estadounidense, financiada por MGM.

“A estas alturas, lo único que distingue a Guadagnino es su nombre italiano, además de su gusto y talento”, dice el cacique veneciano.

El Italian Film Ensemble en Venecia refleja vívidamente cómo las películas italianas se perciben cada vez más con el público internacional en mente.

Además de señalar un cambio hacia una mentalidad más global, la lista italiana de Lido mezcla nombres conocidos como Guadagnino y Gianfranco Rosi con jóvenes prometedores como Andrea Pallaoro y Roberto De Paolis.

El hecho de que solo una de las cinco películas italianas en competición haya sido dirigida por una mujer, Susanna Necciarelli, confirma la persistencia de la brecha de género en el cine italiano.

He aquí un compendio de los titulares:

Competencia

Bones and All, dirigida por Luca Guadagnino.

La primera película de Guadagnino rodada en Estados Unidos es un romance protagonizado por dos caníbales y reúne al director de “Call Me By Your Name” con Timothée Chalamet, quien interpreta a Lee, un gamer desposeído que se enamora de una joven llamada Marin mientras.. viaje por carretera. América Ronald Reagan. Ambos aprenden a vivir al margen de la sociedad. Chalamet regresará a Venecia después de dar un paseo en el Lido el año pasado con ‘Dune’.

L’Immensità, dirigida por Emmanuel Crialese.

Crialese partió con el ganador del Gran Premio de Cannes “Respiro”, seguido de “Nuovomondo” y “Terraferma”, ambos premiados en Venecia. Ha vuelto con este ambicioso drama de personajes ambientado en la Roma de los años 70, en el que Penélope Cruz interpreta a la madre de dos hijos, uno de los cuales es Adriana, de 12 años, y quiere ser varón.

Mónica, dirigida por Andrea Paloro.

Pallaoro, cuya segunda película “Hanna” protagonizó la Copa Volpi de Charlotte Rampling en Venecia a la Mejor Actriz en 2017, regresa con este drama en inglés “Monica”. Está protagonizada por la actriz transgénero Trace Lysette (“Transparent”) como una mujer que regresa a su hogar en el Medio Oeste para cuidar a su madre moribunda, interpretada por Patricia Clarkson.

“Chiara” dirigida por Susanna Necchiarelli.

Este retrato de Santa Clara de Asís, una santa del siglo XIII nacida en una familia adinerada que se hizo monja a los 18 años tras escuchar los sermones de San Francisco, completa su trilogía de fascinantes biografías femeninas, adaptadas de “Nico, 1988” y “Miss Marks”, lanzado desde la sección Venice Horizons. La estrella de “My Brilliant Friend” Margherita Matzuco es Saint Claire. También está protagonizada por Andrea Carpenzano (“Hero” y “Calcincolo”).

“El señor de las hormigas” dirigida por Gianni Amelio.

Amelio es mejor conocido por Open Doors (1990), nominada al Premio de la Academia, y Stolen Children, que ganó el Premio de Cannes en 1992, así como Baths, un retrato del finalista del difunto primer ministro italiano Betino Craxi. años en Túnez. El veterano autor está de regreso en Venecia con esta biografía del poeta, dramaturgo y director italiano Aldo Bribanti, quien fue encarcelado en 1968 por una ley anti-homosexual de la era fascista. Beck, producida por Marco Bellocchio, está protagonizada por Luigi Lo Cassio (“The Ties”), Sara Serraiocco (“Counterpart”) y Elio Germano (“Hidden Away”) como Braibanti.

Editorial Horizontes de Venecia

“Princesa” de Roberto de Paulis.

Este joven director rumano que estrenó “Pure Hearts” en 2017 en Cannes está siguiendo “Princess”, un drama sobre la naturaleza sobre una joven africana víctima del comercio sexual.

Descrita por de Paulis como “la historia sin filtrar de una joven prostituta nigeriana en Ostia, en las afueras de Roma, en un bosque de pinos costero”, “Princess” Glory Kevin, una verdadera víctima del comercio sexual, protagoniza el papel principal y otros actores no profesionales de diferentes orígenes similares. Los actores incluyen a Lino Musella (“Papa joven”), Salvatore Striano (“César debe morir”) y Maurizio Lombardi (“El nuevo Papa”).

fuera de competencia

“En viaggio” de Gianfranco Rosi.

La destacada realizadora de documentales Rosie, cuyo “Sacro GRA” ganó el León de Oro en Venecia en 2013, y luego el Oso de Oro de Berlín en 2016 “Fire at Sea” y “Notturno” en 2020, vuelve con este documento. Papa Francisco. Viaja, estableciendo un diálogo entre imágenes de archivo y fotos que el propio Rosie había fotografiado.



Leave a Reply

Your email address will not be published.