Mary McCartney dirige el documental de Abbey Road “Si estas paredes pudieran cantar”

Los nombres “Abbey Road Studios” y “McCartney” están tan entrelazados que son casi sinónimos. El estudio está ubicado en la mundialmente famosa Abbey Road en el norte de Londres, donde Paul McCartney y sus compañeros de banda grabaron la mayoría de sus álbumes, y finalmente nombraron su séptimo álbum en honor a la carretera en sí (el estudio, entonces conocido como EMI Recording Studios, fue renombrado más tarde en honor al álbum).

Ahora, un nuevo McCartney está dejando su huella en el lugar. La fotógrafa convertida en cineasta Mary McCartney, quien también es la hija mayor de Paul, estrenó un nuevo documental, “If These Walls Could Sing”, que se estrenará en Disney+ el 6 de enero.

McCartney (en la foto de arriba con Ringo Starr, su padre Paul y Elton John en el estreno del documental en el Reino Unido) se sentó con diverso en el famoso estudio para hablar sobre su transición al cine, sus primeros recuerdos del camino de Abby y si tiene más proyectos cinematográficos en el futuro.

¿Cuándo empezaste a trabajar en este proyecto?

Empecé a trabajar en esto hace dos años en modo de bloqueo. Me invitó John Patzek, un increíble documentalista ganador de un Oscar que hizo “Buscando a Sugarman” y “Un día de septiembre”, por nombrar algunos. Y me envió un correo electrónico de inmediato y me dijo: “¿Has pensado en dirigir documentales?” Y yo dije: “Sí”. Entonces envíame la idea.

¿Cómo fue la transición del rodaje a la película?

Sorprendentemente, era completamente normal. Porque cuando hago iluminación en mi fotografía, en mi trabajo personal, siempre he usado una iluminación más continua, que es la que más se usa en las películas. No soy una persona emocional. Y porque cuando tomo retratos, es una especie de luz constante, que brinda un espacio agradable para que alguien se sienta cómodo, el tema en el que se siente, para que colaboren y obtenga algo de ellos que quizás no me hayan dado antes. : una mirada o una sensación. Se trata de ese pequeño momento desconocido que no planeé. Así que abordé las entrevistas de manera similar al documental. He hecho la mayor cantidad posible de ellos en los estudios de Abbey Road, así que cuando la gente vino a entrevistarlos, estaban en el aire y eran más un recordatorio de su tiempo aquí.

¿Hiciste todas las entrevistas tú mismo?

Sí.

Eso es mucho.

Sí, eso es mucho. Porque entrevistar es una forma de arte en sí misma. Pero de alguna manera, aquí es donde entró en juego mi experiencia personal. Es entrevistar sin hablar, por muy alentador que sea, pero es entrevistar a alguien de una manera extraña a través de una foto. Pero fue una tortura de nervios porque me estaba asegurando de que estuviera bien iluminado, revisando el encuadre y luego haciendo la entrevista. Y las entrevistas fueron muy importantes para este documental porque en realidad hay una sorprendente falta de imágenes de archivo. Porque grabar en el estudio, no pensé en eso. [this] Crecí en estudios de grabación: la etiqueta es que en realidad no tomas fotos ni películas, porque es un juego seguro para los músicos. Así que no pienses que “alguien tiene una cámara”, estás literalmente concentrado en hacer música. Por lo tanto, no hay muchas imágenes dentro del proceso de grabación. Así que contaba mucho con conseguir buenas entrevistas.

Y no las personas que simplemente dicen: “Oh, me encanta Abe Road, es increíble”. Cada quien debe dar su punto de vista. Así que cada persona que conocí estaba allí por una razón diferente. Elton John y Jimmy Page estaban allí para hablar sobre sus experiencias como músicos de sesión aquí. Entonces John Williams […] Mucho se habló de las partituras de películas que se hicieron en Abbey Road. Este es su juramento. Entonces mi papá y Ringo estaban allí para hablar sobre los Beatles.

Sir Paul McCartney, en Studio 2 Abbey Road, tomado de “If These Walls Could Sing” (Cortesía de Disney+)
Crédito: Mary McCartney (Cortesía de Disney+)

Prácticamente crecí en Abbey Road Studios. ¿Cuál es tu primer recuerdo del lugar?

Mis primeros recuerdos son de mi mamá y mi papá, estaban grabando aquí con Wings. Crecí a la vuelta de la esquina, así que entrábamos, caminábamos [until] Tenían descansos para venir y ver. Así que recuerdo ir a la cantina y comer bocadillos y cuando entré a la recepción tenían esta gran galería de fotos de los artistas que grabaron aquí.

¿Cuándo te diste cuenta de lo popular que era el estudio?

Cuando me di cuenta de lo creativo que era, venía y siempre veía gente por ahí, siempre, el día de Navidad, todos los días, alguien aquí haciendo una peregrinación. Pero también, literalmente, cada vez que entro, me siento mágica. Te sientes bien. Se siente saludable venir aquí, me siento un poco inspirado. Nile Rodgers lo dice [in the documentary]Los músicos son supersticiosos. Y es como, cuando la gente viene aquí, te dan ganas de mejorar un poco tu juego. Te sientes como si estuvieras en un lugar de clase mundial con personas profesionales verdaderamente increíbles.

¿Cuándo le dijiste a tu padre que estabas haciendo un documental sobre el estudio?

Se lo conté después de aceptar y firmar. Estuve con él ese fin de semana y le dije: ‘Voy a hacer este documental sobre Abbey Road llamado ‘If These Walls Could Sing’. Y lo recuerdo diciendo “Oh, me encanta ese título”. Y eso fue bueno porque podías ver que estaba interesado y fue de gran ayuda, solo me dio pequeñas pepitas de información y cuando lo vi me dijo: ‘¿Cómo va este documental? ¿Qué está pasando aquí?” Era un padre tan orgulloso cuando lo estaba entrevistando, y en el medio me miró y dijo: “Es mi hija guiándome”.

¿Planeas hacer más dirigiendo?

Definitivamente tengo un error al dirigir el documental, solo necesito pensar en el próximo tema.

Esta entrevista ha sido editada y condensada por razones de espacio y claridad.