Pinocho de Guillermo del Toro realza la animación mexicana

Poco después de ganar varios Premios de la Academia por La forma del agua, Guillermo del Toro visitó su ciudad natal de Guadalajara, México, donde discutió formas de apoyar a la industria local.

Además de lanzar dos programas para que el talento animador mexicano asista a la Escuela Gobelins de clase mundial en París a través de la Beca Animexico o a cualquier escuela de cine en todo el mundo a través de la Beca Beca Jenkins-Del Toro, ha traído su famosa colección de pinturas “Monstruos”, dibujos, historietas y artefactos de su amada ciudad. Más importante aún, fundó el estudio de animación Taller del Chucho, con su alma mater, la Universidad de Guadalajara, como inversionista principal.

Seleccionó a siete personas con amplia experiencia en animación – Rita Basolto, Sofía Carrillo, Carla Castañeda, René Castillo, León Fernández, Luis Téllez y Juan Medina – para ayudar a convertir Taller del Chucho en un estudio de clase mundial, capacitando a una nueva generación de talento. y desarrollar la propiedad intelectual.

Con este movimiento, se acercó más a su objetivo de mostrar el talento mexicano al mundo, organizando algunas secuencias para su rival animado stop-motion, “Pinocchio” de Guillermo del Toro, que se realizarán en el nuevo estudio. Él dijo: “Pensé que era realmente importante que su arte se mostrara en una película de este calibre”. variedad En el estreno de AFI Fest en noviembre.

“Necesitábamos dividir una sección [in the film’s production] Era importante contenerlo, por eso hicimos la Sala del Olvido y el Desfile Fúnebre de los Conejos Negros [at the Taller]. Hicieron los títeres y los decorados, dirigieron el arte, hicieron la cinematografía y les pidieron que animaran al títere de Pinocho y al grillo en una de las secuencias de animación más largas, si no la más larga, de toda la película.

“La animación ha sido mi primer amor desde que era adolescente. Enseñé animación stop-motion cuando estaba en la escuela secundaria a niños menores que yo”.

“Cuando haces una película de acción en vivo, la actuación viene en forma de actores de carne y hueso, pero aquí la actuación vino a través de la animación. Una de las cosas poco comunes que hacemos es dar crédito a los animadores por adelantado en los créditos principales. , justo al lado de los actores de doblaje”, señaló.

Estrella Araiza, directora del Festival de Cine de Guadalajara y presidenta de Taller, también asumió el poco común rol de supervisora ​​de producción. “Ha sido una curva de aprendizaje empinada para todos nosotros”, dijo sobre el equipo de 50 miembros y los tres titiriteros principales que trabajaron en las secuencias desde finales de 2020 hasta parte de 2022.

Taller del Chucho ofrece una variedad de talleres y cursos, incluidos los de 2022 sobre Diseño de Producción a cargo del nominado al Premio de la Academia Eugenio Caballero y Narración Audiovisual en Animación de Carlos Carrera, Director de la premiada película de animación Ana y Bruno”.

Arriza señaló que si bien México está lleno de talento animador, con muchos trabajando en series, películas y anuncios para niños de bajo presupuesto, el mercado no ha sido sostenible para grandes proyectos de arte. Ojalá Taller del Chucho cambie eso.

Según Carrera, el financiamiento de “Ana y Bruno” colapsó dos veces antes de que se presentara, con una combinación de financiamiento público y privado coordinado por la productora de “Instrucciones no incluidas” Mónica Lozano de Alebrije Prods. y locoloco. Anima Studio México presentó a Itaca y Five 7 Media como coproductores.

“Estoy desarrollando dos cortometrajes por mi cuenta, pero también tengo dos largometrajes en desarrollo, ‘Los 8 y la vaca’ que se presenta como storyboard, y ‘Los huesos de la lagartija’ que cuenta una historia de conquista desde el punto de vista de un niño, dice.

El proceso de financiación sigue siendo arriesgado. Existe financiación del gobierno para la animación, pero se ha visto restringida por las medidas de austeridad del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“La producción de animación independiente ha sufrido escasez de dinero, pero el crecimiento continúa a buen ritmo, gracias al apoyo de las plataformas de transmisión, pero no todos pueden obtenerlo”, dice Lozano. Del Toro había estado tratando de dar vida a su visión del clásico cuento de hadas italiano Pinocho durante más de 14 años hasta que Netflix se involucró.

Anima Studio, la compañía de animación más destacada de México, ahora celebra su 20 aniversario, ha estrenado 22 películas animadas en cines, pero la versión 23, la sexta iteración de la serie “Las Leyendas” – “Las Leyendas: El Origen” – debuta exclusivamente en ViX+, TelevisaUnivision plataforma de transmisión basada en suscripción.

“La pandemia nos ha obligado a cambiar nuestra estrategia de distribución”, afirma José Carlos García de Letona, vicepresidente ejecutivo de Anima.

Lo mismo puede decirse de la irreverente franquicia “Huevos cartoon” fundada por la familia Riva Palacio y Carlos Zepeda en 2001. Luego de triunfar en la taquilla con sus primeras cuatro películas, el quinto y último largometraje de la franquicia, “Huevitos congelados, ” se transmite exclusivamente en ViX+.

En junio, HBO Max Latinoamérica anunció una nueva y emocionante versión de la franquicia de Batman con Batman Azteca: choque de imperios (“Aztec Batman: Clash of Empires”), la colaboración inaugural con Warner Bros. Pictures. Productor de Animación, Particular Multitud, Anima Studio y Chatrone “El Libro de la Vida”.

La película se producirá íntegramente en México y contará con destacados talentos locales, incluidos Omar Chaparro (“No manches Frida”) como el Guasón, Álvaro Morte (“La casa de papel”) como Dos Caras y Horacio García Rojas (“Narcos: México”). ”) como El Caballero de la Noche.

Anima Studio ha producido hasta la fecha dos series animadas en español para Netflix. Con estudios en Ciudad de México, así como en Las Palmas de Gran Canaria y Madrid en España, donde se beneficia de generosos incentivos, la compañía produce actualmente tres largometrajes y dos series, incluida la serie preescolar “Brave Bunnies”, en coproducción con Globerry en Ucrania. García de Letona dice que con el mercado cada vez más consolidado y menos jugadores a los que vender, la clave es crear más franquicias y seguir diversificándose.

El apoyo estatal limitado es una de las razones por las que el fundador de Pixelatl Festival, José Iniesta, lanzó el evento anual que busca mostrar las industrias de animación, cómics y videojuegos de México. Iniesta dice que una gran cantidad de proyectos de alto perfil han surgido de Pixelatl, que ofrece capacitación, empleo y un mercado para espectáculos y eventos.

“Es por eso que HBO Max, Discovery Kids, Netflix, Cartoon Network y otros vienen porque saben que pueden encontrar contenido valioso y universalmente atractivo para su audiencia”, dice.

Cinema Fantasma de los hermanos Ambriz vendió la serie musical stop-motion “Frankelda’s Book of Spooks” a HBO Max Latin America de Pixelatl y ahora trabaja en su primer largometraje animado en stop-motion, “Balada del Fénix”, con Gael García Bernal. prestando su voz en español e inglés. El codirector Roy Ambrose y la productora Marta Herniz estuvieron el año pasado en el Festival de Animación de Annecy para presentar el proyecto en busca de más socios. Este año, México será el país invitado en Annecy donde estarán presentes alrededor de 50 profesionales mexicanos de la animación,
dice Iniesta.

Mientras estuvo en Annecy, Abriz habló sobre el apoyo inspirador de Del Toro y el hecho de que fue mentor y cofinanciador de su primer mediometraje, “Revoltoso” (El rebelde).

“La animación es un medio muy colaborativo y es el espíritu comunitario lo que ha impulsado su crecimiento en México”, dice Iniesta.