Spike Lee habla sobre Malcolm X de La Meca y Colin Kaepernick en el Festival de Cine del Mar Rojo

Spike Lee asistió a la primera proyección pública en Arabia Saudita de “Malcolm X” el sábado durante el Festival de Cine del Mar Rojo. La película filmó escenas clave en La Meca, hace más de 30 años, pero nunca se proyectó en el reino debido a una prohibición de 35 años en los cines que solo terminó en 2018.

El domingo, en una conferencia de prensa, Lee dio su opinión sobre la industria del cine, mientras que a menudo se refirió a la Copa Mundial de fútbol, ​​actualmente en curso en la vecina Qatar. “Todo para mí se trata de deportes”, bromeó.

Agregó que además de alentar a la selección de Estados Unidos recientemente eliminada en la Copa del Mundo, “quería desesperadamente que Camerún ganara”, debido a sus raíces familiares, ya que la familia de su padre es de Camerún y la de su madre es de Sierra Leona. – “Mis antepasados ​​robaron en África, no eran esclavos, estaban esclavizados”.

Explicó por qué era tan importante filmar la participación de Malcolm X en el Hajj, la peregrinación musulmana anual a La Meca, en Arabia Saudita. Hicimos la primera película a la que se permitió llevar una cámara a la ciudad santa de La Meca durante el Hajj. Por supuesto, he contratado a todo un equipo de camarógrafos musulmanes. El más alto tribunal islámico no estuvo de acuerdo con esto por mí, sino porque entendieron cuán importante era Malcolm X para el Islam. Hemos sido bendecidos. Ayer cerramos el círculo”.

Me dijo que finalmente tener la oportunidad de visitar Arabia Saudita y conocer a estos jóvenes cineastas es una experiencia muy emotiva. “[Director and cinematographer] Ernest Dickerson fue mi compañero de clase en la Universidad de Nueva York con Ang Lee. Todos estábamos en la misma clase. Ernest filmó todas mis películas hasta nuestra colaboración final en Malcolm X. Queríamos que fuera una película épica, como Doctor Zhivago o Lawrence de Arabia de David Lean. Aprendimos por las buenas o por las malas que teníamos que filmar a Malcolm X Hajj, donde irrumpió en el verdadero Islam. Agregó mucha espiritualidad a la película.

Escribió en su autobiografía sobre estar con otros musulmanes “que tenían ojos azules”. Fue entonces cuando se dio cuenta de que algunas de sus ideas previas sobre el Islam estaban equivocadas.

No hay otra forma de filmar esas escenas en La Meca. No puedes fingir esas grandes multitudes. Ningún presupuesto puede lograr eso. algo asombroso. Le dio a la película ese sentimiento especial que necesitábamos”.

El director agregó que su amistad con Oliver Stone, quien actualmente preside el jurado en el Festival de Cine del Mar Rojo, lo ayudó en su conflicto con Warner Brothers. Robert Daly y Terry Semel, quienes le pidieron que cortara su historia original de aproximadamente cuatro horas en dos. Llamó a Stone, quien dijo que “JFK” duraba tres horas, y usó eso para defender el corte de tres horas de “Malcolm X”.

Sin embargo, elogió el compromiso de los ejecutivos de WB con el PIC: “La primera vez que mostramos la película en el set de Warner Bros. fue el día del reinado de Rodney King y el subsiguiente levantamiento en Los Ángeles. Estaban ardiendo y fueron por la duración de la selección de cuatro años.” horas “.

Cuando se le preguntó si era importante apoyar a la próspera industria cinematográfica saudita, dijo: “Claro. No puedes contar con otros para contar tus historias. Eso es básico 101. Al principio de mi carrera, mucha gente me dijo que las películas negras no No funcionaría. Dijeron que no podían. Habría un superhéroe negro. Dijeron que las películas negras no podían viajar. Había una narrativa falsa. Bueno, mi hermano Ryan Coogler cambió eso. agua.'”

Su consejo para los cineastas jóvenes en general es que “tienes que romperte el culo haciendo películas. Es uno de los trabajos más difíciles en los que tengo que estar. Todos con los que he trabajado tienen una fuerte ética de trabajo. Miles Davis, Michael Jackson, Prince , Michael Jordan, Stevie Wonder, Aretha Franklin son todos artistas. “Tienen una tremenda ética de trabajo”.

También enfatizó la importancia de trabajar en equipo: “¿Quiénes son tus padres? Tienes que tener esa mentalidad de pandilla”, y cómo otros cineastas ayudaron en su carrera, como Martin Scorsese, a quien conoció en la Universidad de Nueva York. Agregó que recientemente pasó siete días con Steven Spielberg en el set de West Side Story. “Me sorprendió la escala del rodaje. Fue asombroso ver a Syed en acción”.

Me dijo que estuvo en Brasil hace tres semanas durante las elecciones presidenciales, en las que Lula fue derrotado por el presidente derechista Jair Bolsonaro. “Estoy muy contento con el resultado en Brasil. Es inquietante ver lo que está pasando en Rusia. Lo que pasó con la rebelión del 6 de enero. Con el ‘Agente Naranja’ ahora funcionando de nuevo. Esto de la derecha está sucediendo a nivel mundial. Estados Unidos acaba de prohibir aborto. Cosas locas”.

También habló sobre los peligros de cancelar la cultura. “El arte ha cambiado la palabra para bien y para mal. Depende del artista. Pero muchos artistas hoy en día son condenados por su trabajo. Necesitamos separar el arte de los artistas. Quiero decir, mira a la directora alemana Leni Riefenstahl. Si miras en Triumph of the Will, es una gran película. “Mira el final de ‘Star Wars’: ahí es donde George Lucas lo consiguió”.

Luego, el director habló sobre la serie documental actual sobre cómo el ex activista de derechos civiles de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, fue cancelado en 2016 después de que comenzó a arrodillarse durante el himno nacional para protestar contra la injusticia racial.

“Dicen que está en la lista negra. Pero nosotros decimos que está en la lista blanca. Todavía trabaja seis días a la semana esperando esa llamada telefónica para volver a la NFL. Se arrodilló por la concientización sobre homicidios entre negros y latinos en los Estados Unidos, y es considerado un paria.”

Cuando se le preguntó si había experimentado algo similar en su carrera, Lee respondió negativamente. “No hay comparación conmigo. Tuve suerte”.

“[Kaepernick] Sacrificó su carrera porque dijo que deberíamos llamar la atención sobre la injusticia racial. Se torció la rodilla en 2016. Esto fue cuatro años antes de que George Floyd fuera asesinado. Personas de todo el mundo se arrodillaron después de su muerte. Después de esos ocho minutos, este cultivo racista puso su rodilla en el cuello de George Floyd y lo mató. Muchos equipos de todo el mundo, como Inglaterra, ahora se están arrodillando. Pero Colin Kaepernick todavía está desempleado”.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *